preloader

Día del manatí

Día del manatí

Cada 7 de septiembre se celebra en México el día del manatí.

Existen sólo tres especies de manatíes en el mundo (género Trichechus) y de ellas sólo una se encuentra en la región de Norteamérica: el mantí caribeño (Trichechus manatus), habitante otrora común en ríos, lagunas y aguas estuarinas, de aguas cálidas, a lo largo de la costa atlántica, desde Florida en los USA hasta Panamá y las Antillas. Son reconocidos por ser animales grandes, de hasta 3.5 metros de longitud y una tonelada de peso (1000) Kg [con un record de 1600 Kg]. Animales serenos, de movimientos pausados y gentiles, se alimentan de la vegetación rivereña, flotante y los pastos marinos, mientras nadan ya sea en solitario o en grandes grupos, en los que mantienen vidas sociales activas y pacíficas, suelen emerger a la superficie con regularidad, siendo sus narices y colas en forma de remo las manifestaciones más comunes de su presencia, no obstante también son capaces de soportar inmersiones de hasta media hora.
Los manatíes son un mamífero icónico en la conservación, ya sea en aguas continentales u oceánicas, es apreciado por su carisma, beneficio a las aguas (pues controla las explosiones de vegetación flotante que traen consigo problemas como navegabilidad o muerte  masiva de peces) y su modo sumamente pacifíco. Actualmente sus poblaciones van en declive, debido a una variedad de factores como son:
reducción de su habitat, pues la navegación de las aguas con motores de hélice, suele herirlos y hasta matarlos, la calidad de las aguas que llega a extremos en los les es imposible sobrevivir debido a la contaminación fecal humana y la intoxicación por residuos industriales, otro problema aunque cada día menos común debido a las campañas para su conservación, es la cacería, pues antes su carne y grasa eran muy apreciadas por su abundancia y facilidad de obtención (pues como animales lentos y pacificos eran presa facilisíma de cazadores). El declive de sus poblaciones no se ve favorecido debido a su lenta reproducción pues aunque la hembra puede concebir una sola cría cada año, la cría debe mantenerse con su madre al menos dos años, lo que limita el nacimiento de una nueva cría cada tres años aproximadamente. Tardando en alcanzar la madurez sexual en al menos 4 años. Los manatíes tienen un promedio de vida de alrededor de 60 años.
Se reconocen dos sub especies de manatíes: Trichechus manatus latirostris para los USA y las islas cercanas a la costa de Florida, y Trichechus manatus manatus para el resto de las poblaciones, que ocurren del Golfo de México hasta Panama.

Los sirenios se agrupan en dos familias, los dugones (Dugongidae) que agrupan a los dugones y la extinta  (1769) vaca marina de Steller (que por cierto fue el sirenio más grande conocido, con una longitud de 7.5 metros), y los manatíes que son representados por tres especies, una norteaméricana, una sudamericana y una sudafricana. Del género Trichechus, que es al que pertenecen todas las especies de manatíes, se pueden incluir las siguientes generalidades:
Miembros delanteros en forma de aletas; carencia de miembros traseros; presencia de una aleta caudal ancha y grande en forma de remo, horizontalmente aplanada; la piel es gruesa, y casi carente de pelo, sus vibrisas (bigotes) son largos y rígidos y están presentes a lo largo de los labios; el hócico está dirigido hacia el inferior del cuerpo; la naríz presenta valvúlas en los nostrilos (que sellan la nariz y le permiten sumergirse sin que se meta agua en ellas); el cuello es corto; los ojos presentan una membrana nictitante gruesa (que protege los ojos mientras observa abajo del agua); las hembras poseen dos mamas en el pecho; los machos poseen testículos abdominales y ocultos; su esqueleto es denso (paquiosteosis) y por lo tanto pesado, se piensa que esto le permite hundirse con mayor facilidad pues posee una flotación natural muy buena (por el gas interior y la grasa); el cráneo es grande en proporción con el cuerpo; a diferencia de la mayoría de los mamíferos, los manatíes poseen 6 vertébras en el cuello (los demás poseen 7); la dentición por lo regular está reducida salvo los molares, y en lugar de dientes persentan placas córneas duras, en el paladar y la mandíbula inferior, cabe mencionar que aparte de la forma de la cola, los manatíes y dugones se diferencían porque estos últimos poseen incisivos con forma de colmillo, además de que tienen menos molares que los manatíes 3 en cada lado y los manatíes 10.

Los origenes de los sirenios se remontan al periodo Eoceno y tienen un ancestro en común con los proboscideos (elefantes).

En la naturaleza los manatíes socializan dandose “besitos” y viven en grupos por lo general de 20 individuos, se alimentan preferentemente de noche, aunque no tienen ningún horario particular para permanecer activos.

Conócelos en tu recorrido por Yumka', en Tabasco, México.

Fuentes:

-Don E Wilson and Sue Ruff-
The Smithsonian Book of North American Mammals 1999
Smithsonian Institution Press, USA.

-Ernest P. Walker-
Mammals of the World Vol II
3rd edition 1975

-Carlos Rubio Valdéz- Editor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Yumka' © Derechos Reservados 2013- 2018